martes, 14 de octubre de 2014

El vuelo del Chotacabras gris (Caprimulgus europaeus)



 Chotacabras gris Caprimulgus europaea
 Los chotacabras son aves nocturnas. Se alimentan de noche sobre todo durante el crepúsculo y al amanecer. Son aves insectívoras que comen grandes polillas y otros insectos voladores nocturnos. Durante el día permanecen tumbados en el suelo en lugares protegidos.
Este año me había propuesto fotografiar al Chotacabras gris Caprimulgus europaeus. Conozco varios territorios, pero en concreto en este no me suelen fallar las observaciones. Así que era el mejor sitio para intentarlo.



Dos horas antes del anochecer iba a la zona, a ver si lo encontraba tumbado en el suelo, recorriendo una y otra vez los lugares cercanos a donde lo había observado.

Por muchas veces que lo intente no conseguí encontrar ninguno.Y sin embargo allí estaban.

Cuando ya el sol se ocultaba, comenzaban a oírse sus característicos reclamos, y al poco rato sus vuelos de reconocimiento del territorio.

Como ya los había observado muchas veces, también conocía donde tenia que ponerme para verlos. Zonas aclaradas y caminos, además aprendí a reconocer el reclamo que emiten cuando vuelan, así sabia si se acercaban.

A pesar de todo muchas veces aparecían de imprevisto y cuando intentabas sacar la foto ya estaba detrás de un árbol.

Algún día también me fallaban a la cita, antes de perder toda la luz. Sobre todo en los días nublados, o no cantaban o aparecían ya de noche.

Cada día solo tenia de veinte a treinta minutos para intentarlo. Si había suerte sus vuelos comenzaban poco antes del ocaso, media hora después estaba oscuro para sacar fotos y casi para seguir sus vuelos.

En el mejor de los casos y fotografiando a ráfaga conseguía tres o cuatro imágenes por día y en la mayor parte de los casos estas estaban movidas, por la baja velocidad a la que tenia que sacar dada la escasa luz que había.

A mi favor contaba que el territorio de este chotacabras debe de ser bastante pequeño y siempre sobrevolaba los mismos terrenos, además se mostraba bastante movido porque en los alrededores cantaban otros chotacabras.

A veces le veía posarse en las ramas de los arboles, pero al acercarme no conseguía encontrarle hasta que él, al volar de nuevo, me demostraba lo cerca que lo había tenido.

Mas de una noche me fui a casa sin una sola foto, pero había que seguir intentándolo.

Con el paso de los días el chota era mas confiado y no se preocupaba demasiado de mi.

Los primeros días quebraba su vuelo cuando me descubría en mitad de un claro. Después si no hacia yo, un movimiento brusco el no variaba su trayectoria.

Alguna vez me sobrevolaron dos chotacabras a la vez, no se si pareja o de equipos diferentes.

Antes de finalizar su vuelo golpean sus alas con ganas, produciendo un fuerte chasquido que si te coge por sorpresa y en mitad de la noche......... gluuuubbb.

Ojo que esta última es un montaje de dos fotos, ehhh. ! Pero a que queda chula ¡.

3 comentarios:

Teresa dijo...

Muy lindas fotos y un trabajo estupendo Saludos.

Juan María Domínguez dijo...

Uff!!!, vaya serie que te has currado, algunas de ellas para enmarcar. Un trabajo metódico y arduo estar todos los atardeceres en el mismo sitio intentando sacar la "fotaza", y al final lo has conseguido. Enhorabuena.

Carlos Nájera Laya dijo...

Todos los días, bueno mejor noches, 5h 30' más o menos, cuando acudo a trabajar me encuentro que en mitad del camino, hay unos pájaros en el suelo. Primero veo brillar sus ojos y después no levantan el vuelo hasta que no estoy bien cerca. Algún día vamos a tener un disgusto. Curiosas aves.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...