domingo, 28 de diciembre de 2014

Buscando orquídeas en las Merindades Burgalesas

Epipactis palustris
Este año he dedicado mucho tiempo a la fotografía de orquídeas y por tanto a buscar nuevas especies que aún no conocía. Por tal motivo, a mediados de julio hicimos una quedada en Las Merindades Burgalesas, en la que participamos muchos de los que compartimos jornadas durante la primavera en busca de estas fantásticas plantas.

Entretenidos con las orquídeas
Participamos en esta jornada: de izquierda a derecha y de pies: Ana, Cris, Basi, Araceli, Carlos, Patxeko, José Mari y Marisa; de izquierda a derecha y en el suelo: Nino, Manu, yo, Martín y Gerardo; y trás el objetivo, Miguel Ángel.
Fotografiando orquídeas en la cuneta de la carretera
Quedamos en Espinosa de los Monteros a primera hora de la mañana, para desde allí comenzar una ruta  por los lugares que sabíamos que nos iban a deparar buenos momentos. Así nuestra primera parada fue en el Puerto de la Lunada, donde buscaríamos especies de alta montaña.

Aquilegia pyrenaica
Phyteuma orbiculare
Digitalis parviflora
Dimos con todas ellas, pero las fechas fueron un poco tardías por lo que nos costó encontrar ejemplares frescos. Es curioso como las orquídeas crecen en buen número cerca de la carretera y según te vas alejando se van rarificando hasta que desaparecen.

Gymnadenia gabasiana
Pseudorchis albida
También encontramos otra planta muy interesante, endémica de las altas cumbres de la Cordillera Cantábrica, de la Sierra de Gredos y de Sierra Nevada, una genciana de pequeño tamaño que vive en pastizales turbosos.

Gentiana boryi
A su alrededor pudimos disfrutar de otras plantas típicas de estos hábitats tan restrictivos, debido al pH tan bajo que tiene su suelo.

Linum viscosum
Dactylorhiza ericetorum
Debajo de una piedra cerca de un pequeño arroyo, Manu encontró una Salamandra, que fue una gran atracción debido a su intenso color amarillo y a que algunos nunca la habían visto con anterioridad.

Salamandra común (Salamandra salamandra) Fire Salamander
El grupo entorno a la Salamandra
Luego nos fuimos hasta Sotoscueva, donde tras el bocata comenzamos a buscar algunas orquídeas que crecen en buen número en esta zona. Algunas plantas nacen incluso del propio asfalto de las carreteras.

Epipactis kleinii
Cephalanthera rubra
En una aliseda, encontramos varias plantas de Epipactis fageticola, una especie que desconocíamos de su existencia en la zona, y que por tanto, fue una enorme sorpresa encontrarla.

Epipactis fageticola
Gran expectación en torno a la E. fageticola
También observamos un helecho muy especial, por su pequeño tamaño y por su apariencia muy distinta del típico helecho de ramas pinnadas.

Ophioglossum vulgatum
Desde aquí nos trasladamos a la Merindad de Valdeporres, donde un amiguete nos chibó de la existencia de dos especies muy escasas. En el trayecto, en un talud de la carretera encontramos una buena población de Martagón, y no pudimos resistirnos a su belleza, así que hicimos una parada para disfrutar de ella.

Lilium martagon
Una vez llegados al sitio que nos indicó el amiguete, nos dispusimos a buscar las orquídeas, pero de nuevo se vuelve a dar el caso de que las plantas se concentran a pie de la carretera. Esto es un peligro potencial para estas especies tan escasas, ya que es habitual que se produzcan desbroces en los arcenes de las carreteras en esta época. De hecho, así nos ocurrió, encontrándonos con el sitio casi pelado de plantas. Pero encontramos un pequeño rodal unos cientos de metros antes que nos salvo la visita.

Spiranthes aestivalis
Nuestra intención era seguir hasta el Valle de Manzanedo, pero se torció el tiempo empezando a llover y como era de esperar se nos acababan las horas de luz, así que decidimos ir a tomarnos algo a un bar y comentar como había ido la jornada.
Murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus)
Una vez nos despedimos, me quedé en casa de Patxeko y Cris a dormir, y al abrir la puerta, nos encontramos con un Murciélago enano revoloteando en su interior. Como no podía salir debido a que las ventanas tienen mosquiteras, tuvimos que atraparlo y sacarlo. Patxeko hizó los honores y aprovechando que lo teníamos en las manos le hicimos unas fotos rapidillas para no estresarlo demasiado y lo soltamos. Mientras cenabamos le vimos como se alimentaba de polillas en una farola cercana.

Gracias por llegar hasta aquí.

Esto ha sido todo.

8 comentarios:

Teresa dijo...

Las orquídeas son mí debilidad, me encanta. Yo habría disfrutado por esos campos, en Extremadura tenemos bastantes variedades. Besitos.

Juan María Domínguez dijo...

Hola Teresa. Tengo casa en Cáceres y este año también estuve por allí sacando orquídeas. Son una plantas espectaculares, a pesar de su pequeño tamaño.

Saludos

Angel Mar dijo...

Una excursión estupenda Juan María, con fantásticos ejemplares. Aún no he estado por esas tierras buscando orquídeas, a ver si me acerco esta primavera. Yo acabo de publicar el resumen de las orquídeas que vimos este año, te dejo el enlace a una de las 3 Entradas, por si te apetece dar una ojeada: http://elorquideario.blogspot.com.es/2014/12/orquideas-silvestres-ibericas-resumen_84.html
Feliz 2015!

Juan María Domínguez dijo...

La verdad es que fue un día estupendo, no solo por las plantas, sino también por la compañía. Cuando te pases por aquí si necesitas cualquier cosa, escribeme al privado.
Le voy a echar un vistazo a tus entradas.

Saludos

Fco Javier Martínez Olmo dijo...

Parece que se nos ha adelantado la primavera. muy buenas especies
un saludo
Javi

Juan María Domínguez dijo...

Javi, son las ganas que tengo de que llegue de nuevo y pueda salir al campo a disfrutar de estas bellezas.

Saludos

Nino Fernández dijo...

Hola Juanma.La verdad que fue un día estupendo, tanto por la gente que nos juntamos como por la gran variedad de plantas que encontramos.A repetir más veces.Un saludo.

Juan María Domínguez dijo...

Seguro que repetimos, Nino, de hecho ya es el segundo año que lo hacemos, y en el primero echamos de menos tus enormes conocimientos sobre flora de la zona.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...