viernes, 24 de mayo de 2013

Tajo Internacional: Cedillo, inicio de la primavera

Vista del río Tajo
Después de tres años sin acercarme al pueblo de mi madre, y al que también considero mio, este año me he cogido unos días libres para pasar la Semana Santa en Cedillo. No acerté con el tiempo, ya que practicamente estuvo lloviendo los 15 días que allí pasé, pero desde luego, no faltaron las salidas al campo recorriendo el entramado de caminos y veredas que surcan sus campos. Eso sí, siempre acompañado del chubasquero y del paraguas.

Alcornoque en el Camino de la Loma
Todo se encontraba lleno de agua, desde los pozos hasta el río Tajo, que llevaba tal caudal que durante varios días permanecieron abiertas las compuertas de la presa hidroeléctrica que aquí tenemos. Pero es que además, los caminos estaban casi impracticables por la cantidad de barro y agua que tenían, y algunas parcelas se encontraban anegadas por el agua, teniendo los lugareños que abrir pequeñas zanjas en el suelo para que drenase el terreno.

Esta situación era ideal para poder ver anfibios, y desde luego pudé ver un buen puñado de ellos. Las más numerosas fueron las Ranitas meridionales que en esta época se encuentran en pleno celo, y por las noches creaban un coro enorme con sus roncas voces.
Ranita meridional (Hyla meridionalis) Mediterranean Tree Frog
También los Sapos comunes acudían a las charcas a hacer sus puestas, e incluso usaban los charcos que se creaban en los caminos, ya que algunos se encontraban llenos de pequeños renacuajos negros, típicos de esta especie.
Sapo común (Bufo bufo) Common Toad
En algunos pozos y estanques pudimos observar como se soleaban en su superficie los Tritones ibéricos, recién salidos de la hibernación, dejando atrás su fase terrestre para adentrarse en el agua.
Tritón ibérico (Lissotriton boscai) Bosca's Newt
Aunque como ya he dicho el sol apenas se dejó ver, los pocos momentos en que aparecía, era aprovechado por algunos reptiles para ir cogiendo temperatura sobre las piedras o el pavimento de carreteras y calles. Así pude disfrutar de varios ejemplares de Lagartija cenicienta, una especie que me parece realmente bonita.
Lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) Spanish Psammodromus
Además, empezaban a despertarse algunos otros reptiles como la Salamanquesa común y la Lagartija colilarga.
Salamanquesa común (Tarentola mauritanica) Crocodile Gecko
Con tanta humedad, estaba siendo un año especialmente bueno para las setas, y desde luego pudimos ver una gran variedad de hongos que desconocía y que suelen estar asociados con el bosque mediterráneo. Una de las especies más buscada por los seteros en estas fechas es el Gurumelo (Amanita ponderosa) considerada un manjar en tierras extremeñas, existiendo en algunos pueblos ferias dedicadas a este hongo, como en Villanueva del Fresno.
Gurumelo (Amanita ponderosa)
También pude encontrar una especie de Boleto que recogen en Extremadura, el Leccinum lepidum, que micorriza las raíces de las encinas y los alcornoques.
Leccinum lepidum
En esta época comienzan a florecer muchas plantas, sobre todo las jaras que presentan unas enormes y atractivas flores, que suponen un gran almacén de comida para los insectos que empiezan a poblar la dehesa.
Jara blanca (Cistus albidus)
Jara pringosa (Cistus ladanifer)
Entre estos escasos insectos, debido a la climatología tan lluviosa, pudé encontrar una de las mariposas más bellas que pueblan nuestra península y que aún no había tenido la oportunidad de "afotar", la Mariposa arlequín (Zerynthia rumina), que nada más salir de la hibernación comienza con las cópulas para que su descendencia aparezca en la temporada más propicia para su desarrollo.
Mariposa arlequín (Zerynthia rumina) Spanish Festoon
Aún era muy pronto para las aves estivales que crían en la zona, pero pude ver los primeros ejemplares de Águila calzada, Culebrera europea y la pareja de Alimoche común que cría en uno de los númerosos afloramientos rocosos de las laderas del Tajo. Mientras que las Golondrinas dáuricas se afanaban en reconstruir sus nidos dañados por el duro invierno de este año. 
Golondrina dáurica (Cecropis daurica) Red-rumped Swallow
Pero la gran sorpresa me la dieron un grupo de 5 Picogordos, una especie que nunca antes había detectado en la zona, pero que este año parece que se han animado a pasar por allí.

Picogordo común (Coccothraustes coccothraustes) Hawfinch
En los últimos años e impulsados por la creación del parque natural, se han llevado a cabo innumerables trabajos de acondicionamiento de caminos y marcado de rutas para que el visitante pueda disfrutar de la naturaleza que ofrece este extraordinario rincón de Extremadura.
Panel informativo en la calle Murillo
Se ha ampliado la oferta de alojamiento rural, y se ha puesto en marcha la posibilidad de hacer excursiones en barco por el Tajo para disfrutar de sus valores naturales, pudiendo observar especies tan escasas como la Cigüeña negra.
Cigüeña negra (Ciconia nigra) Black Stork

2 comentarios:

MARTIN MARTINEZ dijo...

De vez en cuando es conveniente oir bonitas historias de pueblos para romper un poco la linea pajaril.

Saludos

Juanma Domínguez dijo...

Como bien dices Martín, viene bien de vez en cuando desconectar de lo que sueles hacer normalmente y tener unos días de tranquilidad total, sin despertador, sin horarios, sin obligaciones. Y en los pueblos, los que vamos de vacaciones, tenemos todo eso, y no veas como se agradece.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...