jueves, 15 de mayo de 2014

Tajo Internacional: Orquídeas

Serapias cordigera
Durante las vacaciones de Semana Santa, me he dedicado a buscar orquídeas por el pueblo extremeño de Cedillo, donde tengo parte de mis raíces familiares. Después de mucho buscar encontré 6 especies, cuatro que nunca antes había visto en sus campos.

Anacamptis picta
Previamente, me había informado de las posibles especies que pudieran aparecer allí. Debido a que se trata de un terrero silíceo, con numerosos esquistos y pizarras, solo las orquídeas más ubicuas proliferan en sus suelos.

Serapias lingua
Para la segunda quincena de abril, la mayoría de las Anacamptis picta estaban marchitas, pero todavía quedaban algunas plantas tardías para poder disfrutar de sus flores.


Anacamptis picta
Este año ha sido muy lluvioso en estas tierras, lo que ha influido en las floraciones de las distintas especies de Serapias, siendo la más numerosa, la Serapias lingua, que había por doquier, y prácticamente por todos los lados.


Serapias lingua lingua

Serapias lingua pallidiflora

Serapias lingua minima
Me ha llamado mucho la atención, la gran cantidad de Serapias parviflora que he visto, y en algunos lugares siendo mayoría las de coloración verdosa.




Serapias parviflora
Ya a finales de abril, contemplé un campo repleto de Serapias cordigera, con cientos de ejemplares en plena floración. Todo un espectáculo para la vista, ya que son plantas bastante robustas y con flores muy grandes.


Serapias cordigera
También encontré unas pocas localizaciones de otra Serapias más escasa, la Serapias strictiflora, para mi, muy difícil de identificar por su similitud con la Serapias lingua y mi escasa experiencia con esta especie. De ahí que tenga que agradecer a José Antonio de Proyecto Orquídea su ayuda.



Serapias strictiflora elsae
Acabando mis vacaciones, a principios de mayo, me llevé la sorpresa al encontrar dos poblaciones de Neotinea maculata en los riberos del Tajo. Además, tuve la suerte de que en una de ellas todas las plantas presentaban manchas oscuras y en la otra no, pudiendo así ver las dos variedades que presenta la especie. La pena fue que las descubrí tarde y todas las flores estaban marchitas.




Neotinea maculata
Me quedaron algunas por encontrar y que supuestamente podría haber como la Serapias vomeracea, la Serapias perez-chiscanoi, la Neotinea conica, la Ophrys apifera, la Epipactis tremolsii y la Orchis italica. Quizás en los próximos años pueda encontrar alguna de ellas.

6 comentarios:

Patxeko & Cristina dijo...

Bien aprovechado ese viaje a Cedillo. Te han salido más orquídeas de las que me dijiste. Habrá que bajar algún año contigo para ver si entre más ojos encontramos las que faltan.

Un saludo

Jose Mari dijo...

Muy bueno Juanma, siempre he pensado que aquello es como un jardín botánico, así que creo que te habrá sido un poco difícil dedicarte solo a las orquideas, por cierto muy guapas.

Juan María Domínguez Robledo dijo...

Pues, tenéis razón Patxeko y Cris, a ver si os animáis un año y bajais conmigo al pueblo. Sobre todo Cris, se lo iba a pasar en grande con tantas flores a su alrededor.

Saludos

Juan María Domínguez Robledo dijo...

Hola José Mari, pues este año, si que solo he tenido ojos para las orquídeas, pero como bien dices el campo estaba espectacular con flores por todos los sitios y con una enorme variedad.

Saludos

ANZAGA dijo...

Una maravilla poder descubrir orquídeas silvestres en nuestros campos.

Saludos.

Juan María Domínguez dijo...

Desde luego, Anzaga, y esperemos seguir haciéndolo.

Saludos y gracias por el comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...