lunes, 29 de junio de 2009

VIAJE ORNITOLÓGICO A POLONIA

INTRODUCCIÓN: 10 DE MAYO DE 2009. LLEGADA A LA SELVA DE BIALOWIEZA


El pasado mes de mayo, tres miembros de Miradas Cantábricas (Cristina Negueruela, José Luis Pacheco y Juanma Dominguez) junto a dos buenos amigos (Ricardo López y Joserra Martín) realizamos un viaje ornitológico por Polonia. Para tal fin, contactamos con la empresa Wildlife Tours, quienes aportaban los guías así como todas las infraestructuras necesarías para el viaje (bus, alojamiento, comida,….). Salimos el día 10 de mayo en avión desde Bilbao, vía Munich, hacía Varsovia. Allí nos esperaba Joserra que volaba desde Madrid, así como los guías de Wildlife (Marta y Félix). Y para sorpresa nuestra, cinco gallegos (Paco, Álvaro, Alvariño, Agustín y Rodolfo) todos ellos miembros de la Sociedad Galega de Historia Natural, con los que compartiríamos viaje. No habíamos sido informados de su presencia, pero la experiencia fue mucho más gratificante gracias a ellos, y además cuantos más ojos miran más se ve.


Avión de Lufthansa en el que viajamos de Munich a Varsovia




Después de las oportunas presentaciones, subimos las maletas al bus de Marek, nuestro chófer, y nos pusimos en marcha hacía Gruszki. En el camino y desde el autobús empezamos a ver nuestras primeras especies. En los campos se alimentaban un buen número de Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) junto a Faisán vulgar (Phasianus colchicus). Sobre los sembrados vemos Avefría europea (Vanellus vanellus) y al pasar por las granjas se ven por todos los lados Urraca (Pica pica), Grajilla (Corvus monedula), Graja (Corvus frugilegus), Tórtola turca (Streptopelia decaocto) y Estornino pinto (Sturnus vulgaris). Curiosamente esta última especie tan denostada en la Península Ibérica es bienvenida en todas las granjas polacas, donde se les construyen cajas nido para que críen a su prole.


Estornino pinto (Sturnus vulgaris) con musgo para el nido


En total hicimos 3 horas de viaje desde Varsovia, que nos dejaron a las puertas del Parque Nacional de la Selva de Bialowieza (Bialowieski Park Narodowy, en polaco), donde pasaríamos los primeros tres días. Durante este tiempo estuvimos alojados en una casa rural, llamada Ostoja, donde nos trataron con gran amabilidad.


Casa rural Ostoja en Gruszki


Una vez instalados en nuestras habitaciones bajamos al jardín de la casa donde a la luz de una hoguera fuimos desgranando las especies que cada cual quería ver. Félix nos informó de las posibilidades de ver las aves que le planteábamos y la estrategia y programa de campo a seguir en los siguientes días. Durante toda la velada se escuchó el canto del Guión de codornices (Crex crex) y el croar de la Ranita de San Antonio (Hyla arborea). Durante los tres días, el programa fue el mismo. A las 7 horas salíamos a dar una vuelta por los alrededores de la casa rural, luego a las 8 horas desayunábamos y a las 9 nos dirigíamos a visitar diferentes lugares del Parque Nacional.


Este relato-fotográfico llega al final de su introducción, en los próximos días haremos sucesivas entregas (una por cada día que hemos pasado en Polonia) para así poder transcribir y mostrar con imágenes estos intensos días pasados en esta bonita región del Este de Europa.

1 comentario:

Ars natura dijo...

esperaremos esos relatos que se preveen emocionantes y llenos de buenas imágenes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...