domingo, 14 de marzo de 2010

Un martinete común anillado en Laguardia ha sido recuperado en Mali

Me tomo la licencia de contar esta historia de Txepetxa, la asociación de anillamiento científico de aves de la que Bego y yo formamos parte.


La interesante cuestión es que que un martinete (Nycticorax nycticorax) anillado siendo un pollo en la laguna del Prao de la Paul en Laguardia (Álava) el 23 de mayo de 2004, ha sido recuperado en Selingue, al sur de Mali, cerca de la frontera con Guinea, el 5 de febrero de 2007, a 3.487 km de distancia. Este dato es muy revelador ya que da una aproximación de la zona de invernada de los martinetes alaveses, algo que hasta ahora no había sido confirmado de manera exacta.


Martinete común, Nycticorax nycticorax, Amiltxori arrunta (Foto de Manuel Estébanez)

El martinete común es un ave de tamaño medio, de la familia de las ardéidas (al igual que las garzas) que cría en zonas húmedas formando colonias. Tiene un hábito curioso ya que generalmente permanece dormido durante el día, mientras que por la noche se vuelve activo y se enfrasca en sus actividades de pesca para buscar alimento. La zona donde se ha recapturado el martinete anillado en Laguardia, Selingue, se encuentra junto al río Niger, uno de los más largos de África. El río Niger nace en Guinea Conakry, atraviesa Mali, Niger y Benín, y tras 4.000 km desemboca en Nigeria en el gran Delta del Niger.


Foto cedida por Brian Webster


Los miembros de Txepetxa llevamos desde 2003 anillando, con la autorización de la Diputación Foral de Álava y de manera voluntaria, martinetes y garzas en Laguardia con el objetivo de conocer más sobre estas especies, especialmente en lo relativo a sus tasas de filopatría (tendencia de un animal a permanecer cerca de su lugar de nacimiento), movimientos de adultos, dispersión juvenil y tasas de supervivencia. En estos 7 años se han anillado 596 martinetes, y datos como los de este martinete recuperado en Mali refuerzan esta línea de estudio.

2 comentarios:

Jose Angel Alonso dijo...

Enhorabuena por vuestro trabajo.

Un saludo

Juanma Domínguez dijo...

Ya me habían llegado noticias de este martinete, seguramente me las disteís vosotros. Después de casi 600 individuos anillados, se obtiene una primera recuperación. Esto demuestra el gran esfuerzo que supone obtener datos a partir de aves anilladas. ¿No os habeís planteado hacerlo con anillas de lectura a distancia?. Suelen dar resultados más inmediatos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...