domingo, 14 de abril de 2013

VIAJE A OMÁN: BARR AL HIKMAN


Hoy, 18 de noviembre nos esperaba una buena kilometrada hasta alcanzar nuestro nuevo destino, Barr Al Hikman, donde queremos llegar a media tarde para aprovechar la marea baja.




De camino, íbamos a realizar una parada en el vertedero de Qurayyat, donde Dominique nos comentó que merecía la pena echarle un vistazo. Nada más llegar, nos reciben una Collalba colirroja y las majestuosas siluetas de 2 Águilas moteadas posadas en el cercado del vertedero.



El lugar es bastante pequeño y decidimos recorrer la pista que circunda el vertedero. Desde aquí vemos un par de docenas de Águilas moteadas, un Águila esteparia y un par de Águilas imperiales orientales, acompañadas por casi un centenar de Alimoches comunes.



Quedamos tan obnubilados por la belleza de las águilas que perdemos la noción del tiempo y vemos que no vamos a llegar a Barr Al Hikman para la hora prevista, así que decidimos sobre la marcha realizar algunas paradas más. Así, al paso por un wadi muy cerca de Tiwi, decidimos prospectarlo con la suerte de ver un grupo familiar de Francolines grises, una Collalba de Hume y varias Terreras desérticas.



Al pasar por la ciudad de Sur, nos detenemos en su humedal para añadir a nuestra lista de observaciones un par de Pagazas piquirrojas y una piconegra.



Seguimos por una carretera que va pegada a la costa. En algunos momentos vivimos situaciones increíbles con bandos de gaviotas de miles y miles de ejemplares desplazándose hacia el sur. Creíamos estar reviviendo las “lenguas” de Pinzones reales entrando en el dormidero de Barazar en el año 2010. Las playas estaban llenas de bandos de láridos descansando.



La contemplación de tales concentraciones nos invitaba a detenernos una y otra vez. En una de esas paradas, en Bandah Jadidah, vemos como un Gavión cabecinegro se posa. Bajamos del coche y nos acercamos a la playa para salvar el resalto de arena que nos impide ver el grupo de gaviotas, pero antes de tenerlas a la vista, vemos como el Gavión se levanta junto a otros 2 ejemplares, dejando en la playa a las más abundantes Gaviotas ojiblancas, de Heuglin y de estepa. Con esa visión escasa de estos gaviones nos vamos a tener que conformar, pues no volvimos a ver ninguno.




Con las últimas luces del día conseguimos llegar a Shanna, pero apenas nos quedaba luz para prospectar todo el intermareal que se abría ante nosotros. Un fangal que se extendía más allá de donde se perdía la vista y que se encontraba lleno de aves. Tendríamos que volver al día siguiente con mejor luz.



Tras dormir en el Al Jazeera Guesthouse, el 19 de noviembre nos dirigimos hacia Filim, Barr Al Hikman,  para prospectar su zona intermareal. De camino, un pequeño halcón posado en el tendido eléctrico llama nuestra atención. Se trata de un ejemplar adulto de Cernícalo de Amur, que levanta el vuelo y parece acompañarnos durante varios kilómetros volando paralelo a la carretera a nuestra altura.



Una vez en Filim conducimos hasta la desalinizadora, justo donde acaba la carretera. Allí nos encontramos con una gran cantidad de limícolas, de entre los que destaca el Correlimos falcinelo.




Pero la variedad es enorme, detectando Ostreros euroasiáticos, Dromas, Chorlitos dorados siberianos y grises, Chorlitejos grandes, patinegros, mongoles chicos y mongoles grandes, Agujas colipintas, Zarapitos reales y trinadores, Archibebes comunes y claros, Andarríos del Terek y chicos, Correlimos menudos, de Temminck, tridáctilos, comunes y zarapitines y Vuelvepiedras.




Pero no acababa ahí el listado de especies del lugar. También vimos Ánades rabudos, Cercetas comunes, Flamencos comunes, Garza real, Garceta grande y dimorfa, y la única Garcita estriada del viaje.



Tras este “empacho” pajaril nos dirigimos hacia Shanna con la esperanza de ver a la especie estrella del lugar, el Correlimos grande, pero no tuvimos suerte y no dimos con ningún ejemplar después de prospectar grandes bandos de Agujas colipintas. Nos tuvimos que conformar con los vuelos acrobáticos de los Charranes bengalíes y piquigualdos en el puente de acceso al puerto desde donde parte el ferry hacia la isla de Masirah.


En cuyos muros se posaban las gaviotas formando hileras a favor del viento.




Durante las caminatas por los arenales alrededor de Shanna, nos llamó la atención la abundancia de una lagartija de mediano tamaño, que se mostraba bastante confiada, llegando a dejar tocarse sin hacer ademán de escapar. Una vez de vuelta a casa y tras buscar por internet información sobre la herpetofauna de Omán, comprobamos que se trataba de Acanthodactylus boskianus, una especie muy difundida por el norte de África y Oriente Medio.


CONTINUARÁ.....

2 comentarios:

Westy dijo...

¡Magníficas! Una pena que no se puedan ver aún más grandes. Me encantan.

Juanma Domínguez dijo...

Hola Westy,

el tamaño más grande al que se pueden ver, se consigue pinchando sobre la foto con el botón derecho del ratón, y abriéndola en una ventana nueva.

Me alegro que te gusten, y gracias por visitarnos.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...