sábado, 20 de julio de 2013

El mejor insecticida


Hace unos días, estaba "jugueteando" con la cámara y el tele, cuando oigo reclamar a un herrerillo común Cyanistes caeruleus. No fue difícil encontrarle sin moverme, siguiendo el sonido que emitía. Se trataba de un herrerillo común, pero joven, nacido este mismo año. Estaba solo, ya emancipado, pero me llamó la atención el revoloteo que se traía entre las rama de un manzano.



Que hacia?
 Rebuscaba en las hojas enrolladas del manzano. En posturas extrañas, colgado de las hojas, las desenrollaba metiendo el pico y la cabeza en el rollo formado por la hoja. Estos arrollamientos de las hojas se producen por la acción de los pulgones (áfidos) sobre el envés de las mismas.

Durante un rato muy, muy largo, nuestro protagonista, iba de una hoja a otra. Con una actividad inusitada, se atiborraba de pulgones y de las hormigas que los pastorean.
Se lo estaba pasando de miedo, comiendo como un pequeño glotón y yo también,  afotándolo con la misma glotonería.
Este manzano es una mina. De la parte de abajo subía a la parte superior, de nuevo buscaba en otra parte del frutal, y volvía a comenzar.
Parecía que no se creíese que allí habría tanta comida para él.

Tanto comer, al que le dio hambre fue a mi, y me marché a comer. Mas bien, era ya la hora.

Dos horas después, regresé a ver que había pasado y  allí seguía nuestro pequeño, pero matón protagonista.

Su actividad era la misma, mas bien parecía que hubieran pasado diez minutos. Así que me retiré para dejarle tranquilo haciendo su benéfica acción para el manzano.

Y allí se quedo en su árbol, espero que cuando regrese el próximo finde lo haya dejado limpio de pulgón.

1 comentario:

Juan María Domínguez Robledo dijo...

Lo que vas a ahorrar en insecticida este año con este herrerillo. Habrá que invertir en más cajas nidos para que encuentre ayuda en su tarea.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...