lunes, 7 de octubre de 2013

Orquídeas del Serantes: Spiranthes spiralis


En primavera realicé una visita al Monte Serantes en busca de orquídeas con Manu Ocen y varios miembros del Bihotz Natur Taldea en la cual vimos una gran variedad de especies. Pero a principios de otoño florece la última de ellas, la Spiranthes spiralis.




En esta ocasión fui acompañado por Nino, un entusiasta de la flora y en particular de las orquídeas, y buen conocedor de la zona, no en vano, algunas de las especies del Serantes han sido descubiertas por él.


Quedamos por la tarde después de salir del trabajo, y subimos por el barrio de Mamariga (Santurtzi) hasta alcanzar, aproximadamente, la cota del antiguo polvorín.


Nos costó encontrar las primeras, ya que aún muchas están por florecer, a pesar de las fechas en las que estamos, pues su floración suele tener lugar a mediados de septiembre.


Pero pronto dimos con una zona en la que aparecían por doquier, y en la que había que andar con mucho cuidado para no pisar a las que aún estaban sin flores. Aunque algunas ya estaban pisadas por el ganado.


Es una orquídea que tiene un par de rasgos distintivos. El primero de ellos y más evidente es que las flores se disponen en una espiga helicoidal, es decir, las flores van saliendo en espiral a lo largo del tallo floral. 


Y la otra que puede pasar más desapercibida, es que el tallo floral nace del lateral de la roseta basal de hojas, cuando lo normal en la mayoría de las especies que nos podemos encontrar en nuestros campos, es que nazca del centro de la roseta.


Además las hojas presentan una nerviación paralela, típica en el género Spiranthes.


Sus flores producen néctar que atrae a los insectos. Pero lo más curioso de es la forma de polinización. Al principio las flores están muy cerradas, haciendo imposible que le insecto llegue al néctar, pero en su intento por entrar acaba llevándose los sacos polínicos en su dorso. Es entonces cuando la flor se abre poniendo al descubierto la cavidad estigmática y el néctar.


De tal modo, que cuando un insecto cargado con polen llega a la flor, la poliniza y consigue su recompensa, el néctar. Por otra parte, la maduración de las flores se produce de abajo hacia arriba, debido a la costumbre de los insectos de recorrer las inflorescencias alargadas en ese sentido.


Se la puede encontrar en Europa, oeste de Asía y norte de África. En nuestro territorio se distribuye de forma muy localizada por claros de bosques y prados, siendo una especie amenazada e incluida en las listas rojas de diferentes comunidades autónomas.

5 comentarios:

Sergio DS dijo...

Lo que más me llama la atención no es la belleza de la planta sino el placer de poder fotografiarla en vivo.

Por cierto, no sabía que podía encontrarse tan cerca de casa.
Gracias.

Juan María Domínguez Robledo dijo...

Gracias por tu comentario, Sergio. Después de verla en innumerables fotos, no te puedo describir la satisfacción de verla por primera vez. Además, este fin de semana he encontrado una pequeña población de esta planta en un cabo de Cantabria, y del cual no conocía ninguna referencia. Así que quizás sea más abundante de lo que se sospecha, al menos en la costa.

Saludos

ornitologiadesdelaventana dijo...

La abundancia de las especies es algo muy relativo, pero Spiranthes spiralis es de las orquídeas más profusas en la zona media de Nafarroa y Araba. Suele pasar desapercibida fundamentalmente por su tamaño, a pesar de que se suele presentar en poblaciones densas.

Por aquí se van viendo alguna más pero esta temporada no es particularmente llamativa

Nino Fernández dijo...

Hola Juanma.Por fin te has decidido a subirlas.Unos días mas tarde encontré otro grupo grande cerca de donde tienen el observatorio de aves los del grupo Aranzadi.Así que volverán fieles a su cita todos los años.Un saludo.

Juan María Domínguez Robledo dijo...

Gracias Nino por tu ayuda. Esperemos que la próxima temporada tengamos nuevos hallazgos para nuestras cámaras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...