martes, 12 de mayo de 2009

Dársena de Lamiako y la playa de La Bola. Oasis en el estuario del Nervión.

Durante estos días en los estuarios del Norte estamos asistiendo a la migración prenupcial de varias especies de aves limícolas que se dirigen a criar al Norte desde sus cuarteles de invernada. Auténticos atletas de fondo que cuentan en sus filas entre otros con la Aguja Colipinta (Limosa lapponica), especie que registra el récord de vuelo sin escalas con una marca de 11500 km entre Alaska y Nueva Zelanda en una odisea de 8 días de duración.

No obstante la mayoría no realizan el viaje del tirón y dependen en gran medida de la existencia de lugares a lo largo del viaje en los que “repostar” y ganar grasa corporal, su combustible, alimentándose principalmente de distintos grupos de invertebrados como anélidos, artrópodos y moluscos. Las marismas y rasas fangosas costeras son zonas de gran productividad y son ideales para este fin. La no existencia de estas “gasolineras” supondría un serio obstáculo para la culminación de sus viajes migratorios y pondría en serio peligro la supervivencia de estas aves viajeras.

En este entorno debemos situar el estuario del Nervión que sin duda ha vivido tiempos mejores en el pasado como importante lugar de parada y fonda, comparable a otros lugares emblemáticos del Cantábrico como las Marismas de Santoña en Cantabria y la ría de Villaviciosa en Asturias. En la actualidad la alta densidad de población asentada en ambos márgenes de la ría y las infraestructura asociadas a la misma han reducido las zonas adecuadas para las limícolas a dos minúsculos puntos en todo el estuario del Nervión: la dársena de Lamiako y la playa de La Bola.

De ambas la dársena de Lamiako es la de mayor extensión y sin duda el lugar más valioso. Es utilizada como zona de alimentación y descanso, aunque durante la pleamar los mejores posaderos suelen estar ocupados por las Gaviotas Patiamarillas (Larus michaellis) y los limícolas se buscan la vida a la espera de la llegada de la bajada de marea. Sería muy importante conservar este lugar, sin duda el que tiene mayor potencial de todo el estuario, eliminando el tramo de carretera que transcurre paralelo a la ría a su altura y desviándolo por el interior, facilitando posaderos adecuados a las diferentes especies,…

Fotos 1 y 2. Limícolas descansando en Lamiako durante la pleamar.

La playa de La Bola es utilizada por numerosas especies como lugar de descanso durante la pleamar y es muy común encontrarlas entre la abundante basura y los troncos que se amontonan en este pequeño arenal. Al bajar la marea queda disponible la pequeña rasa de Arriluze, una zona de fangos y rocas, que de seguir la tendencia de los últimos años terminará siendo engullida por la arena y perderá todo su valor como lugar de alimentación.

Desde la semana pasada he realizado un seguimiento de las especies que han venido utilizando ambos lugares constatando un año más la necesidad de protegerlos. Veamos una muestra de las mismas.

Zarapito Trinador (Numenius phaeopus): el 15/04 observé el primer ejemplar del paso en la playa de La Bola. El máximo de ejemplares lo encontré descansando en la playa de La Bola el 11/05 en el mismo lugar, un bando de 12 ejemplares. Ese mismo día en Lamiako al menos otros 2 ejempares.



Fotos 3, 4 y 5. Zarapitos Trinadores (Numenius phaeopus) y otros limícolas en la playa de La Bola.

Archibebe Común (Tringa totanus): desde el día 05/05 hasta al menos el 10/05 se ha visto en Lamiako un grupo de 14 ejemplares, a los que habría que sumar otros 6 en la playa de La Bola el día 06/05.

Foto 6. Archibebe Común (Trina totanus) en la playa de La Bola.

Foto 7. Archibebes Comunes (Trina totanus) en Lamiako.

Archibebe Claro (Tringa nebularia): los días 10-11/05 un par de ejemplares han utilizado la zona de Lamiako como zona de descanso y alimentación.

Foto 8. Archibebe Claro (Tringa nebularia) en la Lamiako.

Correlimos Gordo (Calidris canutus): entre los días 05-07/05 en una rápida visita a la rasa de Lamiako localicé 1 ejemplar en plumaje de verano. Mientrás tanto en la Bola he estado viendo 2 aves de esta especie hubo 2 ejemplares los días 06-07/05 y 3 el día 11/05. Reseñar que el día 06/05 Serafín Alarcón localizó 9 ejemplares entre la playa de Las Arenas y el faro de Algorta.

Foto 9. Correlimos Gordo (Calidris canutus) en la playa de La Bola.

Foto 10. Correlimos Gordos (Calidris canutus) en la playa de La Bola.

Correlimos Común (Calidris alpina): presente en la playa de la Bola con escasos ejemplares sin embargo en Lamiako (máximo de 10 ejemplares el 07/05) y mucho más numeroso en Lamiako donde el día 06/05 descansaba en pleamar un bando de unos 70 ejemplares aproximadamente.

Foto 11. Correlimos Comunes (Calidris alpina) en Lamiako.

Foto 12. Correlimos Comunes (Calidris alpina) en su "posadero" de Lamiako.

Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula): los primeros ejemplares los detecté en Lamiako el día 05/05 con 4 ejemplares, pero el grupo mas numeroso, formado por 9 aves, lo encontré en la playa de La Bola el día 11/05.

Foto 13. Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula) en la playa de La Bola.

Chorlito Gris (Pluvialis squatarola): el día 04/05 en Lamiako se alimentaba un grupo de 9 aves con plumajes en todos los estadios desde el plumaje invernal hasta el de verano. Su número se ha reducido en ese lugar pero en La Bola han permanecido 2 ejemplares desde el día 06-10/05, alos que se unió un nuevo ejemplar el día 11/05.

Foto 14. Chorlito Gris (Pluvialis squatarola) en la playa de La Bola.

Foto 15. Chorlito Gris (Pluvialis squatarola) en la playa de La Bola.

Aguja Colipinta (Limosa lapponica): uno de mis favoritos. En Lamiako han permanecido 4 ejemplares, 1 precioso macho en plumaje de verano y los 3 restantes con plumaje invernal, entre los días 04-07/05. Los días 10-11/05 sólo permanecía en el lugar el macho habiendo desaparecido los otros 3 ejemplares. Mientras tanto, en La Bola, un ejemplar con muda parcial y con las plumas de invierno muy desgastadas está utilizando la zona desde el día 06/05 hasta al menos el 11/05. La foto corresponnde a este ejemplar.

Foto 16. Aguja Colipinta (Limosa lapponica) en la playa de La Bola.

Vuelvepiedras Común (Arenaria interpres):: presente especialmente en Lamiako donde el día 10/05 pude contar un grupo de 10 ejemplares descansando en pleamar, muchos de elos cuales tenían el plumaje de verano completamente crecido.

Foto 17. Vuelvepiedras (Arenaria interpres) debajo

de un Archibebe Común (Tringa totanus) en Lamiako.

Otras especies que han utilizado estos dos lugares durante su migración durante las últimas semanas han sido: 4 Garcillas Bueyeras (Bubulcus ibis) el 04/04 en Lamiako, Garceta Común (Egretta garzetta), 1 Cigüeñuela Común (Himantopus himantopus) el 20/04 en La Bola, Andarríos Chico (Actitis hypoleucos), Gaviota Reidora (Larus ridibundus), 1 Charrancito Común (Sterna albifrons) el 04/04 en Lamiako y Charrán Patinegro (Sterna sandvicensis).

3 comentarios:

Tomás dijo...

Un buen texto, fotos con calidad, pero si hasta cuidas la composición, , esto mejora por momentos, vamos que ya hasta añoro las FTEI
saludddddddddd

ccna dijo...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!
ccent

juankar dijo...

Pues yo algunas fotos las veo muy pixeladas. Luego al abrirlas las veo bien. Esta claro que el nivel sube como la espuma. Este chico promete.

Saludos Juankar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...