miércoles, 4 de septiembre de 2013

Por tierras Campurrianas



A finales de Julio tuvimos la ocasión de visitar a nuestro amigo Manu y poder degustar los placeres de la observación de la fauna y de la flora que abundan en esa reserva de la naturaleza que son las tierras campurrianas donde el vive. La vista iba a ser corta, pero la disfrutamos plenamente.



 Estornino negro Sturnus unicolor
Un pequeño arroyo que cruza un camino es un magnifico bebedero donde cada mañana pasan una buena cantidad de aves a beber o bañarse. Un poco de espera y un emplazamiento discreto y las fotos están aseguradas.
Pardillo común Carduelis cannabina
Pardillo común Carduelis cannabina
Pardillo común Carduelis cannabina
Jilguero Carduelis carduelis
 Verderón común Carduelis chloris
En el mes de julio los aviones comunes ya están finalizando su crianza y no es difícil encontrar sus nidos en las edificaciones del campo.
 Avión común Delichon urbicum
Un montón de piedras bien controlado por Manu es el lugar ideal para fotografiar a un mochuelo que esta vez, no dudo en marcharse y dejarme con dos pares de narices.
 Mochuelo común Athene noctua
Por toda la zona sobrevuelan los abundantes milanos negros, pero esta vez lo hizo el mas escaso milano real.
 Milano real Milvus milvus
Es temporada de nacimientos y las placentas son el recurso alimenticio de milanos y alimoches, pero las vacas no dudan de comerse su propia placenta, fuente de preciosas recursos minerales.
 Vaca campurriana Bos taurus
Con la insolación de lo meses estivales las mariposas encuentran su apogeo siendo numerosas en una zona de variados hábitats naturales de las tierras altas de Campóo.
Brenthis spp
 Ortiguera  Aglais urticae
Pero si la fauna es abundante no lo es menos su flora en cantidad y variedad. En el escaso tiempo de la visita una de las metas era encontrar una orquídea rara.
Cardo amatista Eryngium bourgatii
Dactylorhiza elata
Epipactis palustris
 Epipactis palustris
En la misma zona encharcada en la que encontramos la rara orquídea, también cazaban las libélulas que seguramente habían nacido en alguna charca cercana.

Libellula depressa
 Orthetrum brunneum
Tras visitar varios hábitats, para finalizar quisimos ver una zona de montaña y cuando íbamos de camino vimos un perdiz cercana a la carretera. tras volver a la zona donde se vio, nos la volvimos a encontrar. No se había desplazado mucho porque iba acompañada de nada menos que diez y seis perdigones.
Perdiz roja Alectoris rufa
Perdiz roja Alectoris rufa
Perdigones de Perdiz roja Alectoris rufa
La tarde se acababa y teníamos que regresar a nuestra casa pero antes pudimos contemplar una concentración de cigüeñas blancas, preparándose para la migración, en un pastizal que pronto tuvieron que compartir con un rebaño de ovejas, hasta que los perros irrumpieron en él.
Cigüeñas blancas Ciconia ciconia
Cigüeñas blancas Ciconia ciconia y rebaño


1 comentario:

Manuel Estébanez Ruiz dijo...

Dedicamos poco tiempo a la foto, pero te han quedado muy bien, qué pena que te fastidió el hombre de la tapia. Lo pasamos muy bien, habrá que repetir.
Saludos desde Campoo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...