miércoles, 22 de febrero de 2012

Bahia de Txingudi: pajareando en la muga artificial de Euskal Herria

El pasado Domingo 12 de Febrero, Cristina y yo hemos compartido pajareo con nuestro amigo y compañero de blog Juanma Dominguez Robledo.

Nuestro campeo ha sido a ambos lados del Bidasoa, río que hace de "frontera" no deseada entre la Euskal Herria peninsular y la continental, siendo en esta última donde hemos iniciado la jornada.

Txingudi: Hondarribia vista desde Hendaia

El primer objetivo para acercarnos a la zona del Puerto de Hendaia era la Gaviota polar (Larus glaucoides) adulta que se lleva viendo allí desde hace varias semanas. El lárido no se hace esperar y tan pronto como empezamos a "barrer" con el telescopio la localizamos en uno de sus habituales posaderos.

Gaviota polar adulta (Larus glaucoides)
Después de pasar un buen rato "afotando" a esta Gaviota polar (Larus glaucoides) que luce ya su plumaje estival, centramos nuestra atención en una pequeña cala que se ha formado con la bajamar. En ella, un grupo de limícolas se afana en la busqueda del desayuno.

Chorlito gris (Pluvialis squatarola)
Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)
Mientras disfrutamos con los Correlimos comunes (Calidris alpina), Chorlitos grises (Pluvialis squatarola), Vuelvepiedras (Arenaria interpres) y Chorlitejos grandes (Charadrius hiaticula), hace acto de presencia otra especie de Gaviota que no es común por estos lares.

Gaviota cana (Larus canus)
Se trata de un ejemplar de primer invierno de Gaviota cana (Larus canus), que centra las iras de la norteña Gaviota polar (Larus glaucoides) hasta que, cansada de sus continuos ataques, decide buscar tranquilidad y alimento en otra parte de la bahía.

Gaviota cana en vuelo (Larus canus)
 Centramos ahora nuestra búsqueda en intentar localizar una Gaviota cáspica (Larus cachinnans) que se mueve por esta zona. Vemos un grupo numeroso de Láridos entre los que distinguimos Gaviotas reídoras (Larus ridibundus), Gaviotas patiamarillas (Larus michahellis), Gaviotas sombrías (Larus fuscus), una solitaria Gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) y Gaviones atlánticos (Larus marinus) de todas las edades, pero ni rastro de la Gaviota cáspica (Larus cachinans). En una de las "pasadas" el objetivo del telescopio se topa con una elegante Barnacla carinegra (Branta bernicla) que se alimenta activamente.

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Dejamos este lado de Euskal Herria para desplazarnos a la zona penínsular. Nuestro destino es Plaiaundi en Irun. Cuando llegamos, las charcas próximas al Centro de Visitantes permanecen aún heladas, produciéndose "cómicas" escenas como la de un grupo de Focha común (Fulica atra) que con sus enormes pies tratan de mantener el equilibrio en la fina capa de hielo.

Fochas comunes (Fulica atra)
 Damos una vuelta visitando los diferentes observatorios y echamos una ojeada a la bahía. Mientras le echamos fotos a un Archibebe claro (Tringa nebularia) vemos como un Martín pescador (Alcedo atthis) se posa en un palo cercano y se nos ofrece como colorido modelo fotográfico.

Martín pescador (Alcedo atthis)
Aunque el día es frío, siendo domingo la zona está muy concurrida de paseantes por lo que optamos por buscar una mesa soleada donde comer una rica tortilla (elaborada con mimo por el padre de Juanma) y calentar el cuerpo con un rico "caldito" y así hacer tiempo para que se descongestione la zona. La comida nunca es tranquila para los pajareros cuando están de "servicio". Un simpático Lúgano (Carduelis spinus) alimentándose de las semillas de un cercano Aliso (Alnus glutinosa). Para los tres es el primer individuo de esta especie que vemos en este invierno.

Lúgano (Carduelis spinus)
Finalizada la "pitanza" damos otra vuelta por el siempre interesante circuito ornitológico de Plaiaundi. Vemos en una isleta un grupo de seis Alacaravanes (Burhinus oedicnemus) que han escogido la Bahía de Txingudi como resguardo donde "capear" el temporal de frío que ha azotado estos días Gipuzkoa y buena parte de Europa.
Alcaraván (Burhinus oedicnemus)
 Por fin damos con otro de los objetivos avifaunísticos que teniamos ese día: el macho de Eider común (Somateria mollissima) que lleva todo el invierno alimentándose de la buena mesa giputxi

Eider común (Somateria mollissima)
Finalizando el recorrido y con la lámina de agua sin terminar de descongelarse, observamos como la laguna aledaña al Centro de Interpretación bulle de vida. Cisne vulgar (Cygnus olor), Porrón europeo (Aythya ferina), Porrón moñudo (Aythya fuligula), Cuchara común (Anas clypeata)... y unos Anades frisos (Anas strepera) que andan con las hormonas revueltas, estando los machos haciendo un férreo "marcaje" a las hembras y no dudando en lanzar picotazos a cualquier competidor que ose acercarse más de la cuenta a su "dama".
Anade friso (Anas strepara)
Y con el frío en el cuerpo, ya que el termómetro marca 3 grados, damos por finalizado el "bicheo" y nos encaminamos hacia un bien merecido café calentito.


Esto es todo por hoy amig@s......................

5 comentarios:

Juanma Domínguez dijo...

Para frío el que hacia mientras veíamos a la Polar (-4ºC), no me extraña que estuviera tan agusto con esa temperatura. Los que lo pasaban mal eran los Petis y los Tordos, algunos de los cuales los vimos salir del alcantarillado, donde seguramente pasaron la noche a resguardo de la helada.

Nos salió una bonita jornada pajarera.

MARTIN MARTINEZ dijo...

Buenas fotos pareja,he visto que la gaviota cana pisa con la pata torcida si es asi los entendidos daran una esplicacion.
Saludos.

Juan Manuel Pérez de Ana dijo...

Creo que la muga entre Euskal Herria continental y peninsular es tan artificial como cualquier otra frontera que haya en el mundo. Vivimos en una esfera y las mugas sólo están en nuestra cabeza. En cualquier caso, es más natural una muga que es un río que una línea imaginaria entre mojones por las montañas y los valles. Por casualidades de la vida, siempre he andado por tierras fronterizas (Muskiz, Orduña) y muchas veces me sale una sonrisa cuando veo los mojones.

juan carlos sanchez dijo...

que buenas observaciones, me han sorprendido los alcaravanes.
saludos

Juanma Domínguez dijo...

Pues Martín, la explicación es que tenía una pata "chunga" y por eso aparece torcida. Pero parecía que no le molestase para alimentarse, volar o incluso caminar, aunque esto último con cierta dificultad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...