martes, 5 de enero de 2010

Valle de Aran II

Con mucho tiempo de retraso, (pues lo tenía ha haber subido en el mes de Septiembre), por fin me he organizado un poco y aprovechando estas fiestas de Navidad (Feliz Año Nuevo) me he animado a subir este reportaje.

Nos fuimos al Valle de Arán en Septiembre de 2009, Mila, Asun, Juani, Javi y José Mari. Como el viaje no es excesivamente largo, y lo hacemos por Francia, aprovechamos para parar en los Barthes.

Era muy pronto y no había gran cosa pero estuvimos entretenidos con los coipús


Coipús Myocastor coipus




Coipús Myocastor coipus


Coipús Myocastor coipus

Continuamos nuestro camino para llegar al Valle de Arán



Como ocurre en esta época del año los días empiezan a decrecer y el tiempo a variar. Cuando amanecemos con vistas sobre Vielha, comprobamos que ha llovido y el tiempo tiene mala pinta.



Vielha desde Gausac
Afortunadamente las nieblas se disipan poco a poco, mientras desayunamos. Podemos hacer una excursión, pero por si acaso la haremos en la parte mas baja del valle. En esta zona del valle los bosques son predominantemente caducifolios.

Niebla sobre el bosque


En esta zona sabemos por distintas informaciones que hay posibilidades de ver pico mediano. Recorremos bosques de robles en las zonas mas cercanas al río y hayedos por encima de estos.

Bosque caducifolio

Aunque vemos y oímos frecuentemente a los picos picapinos, no vemos ningún pico mediano


Pico picapinos Dendrocopos major



Sobre los claros volaban los milanos reales que alguna vez encontrábamos posados, aunque acercarse a ellos lo suficiente era bastante difícil.


Milano real Milvus milvus

Pero también cuando mirábamos al suelo se encontraban cosas interesantes como esta peluda oruga Calliteara pudibunda de la familia de los Lymantriidae.

Calliteara pudibunda


En el río Garona es fácil ver las evoluciones de los mirlos acuáticos, río arriba río abajo, pero cada cierto tiempo se toma su descanso en algún lugar protegido en la orilla. Si lo encontramos le podremos fotografiar a placer.
Mirlo acuático Cinclus cinclus

Mirlo acuatico Cinclus cinclus


Mirlo acuatico Cinclus cinclus

Cerca también se pasea la lavandera cascadeña, que saltando de piedra en piedra caza insectos que se mueven en las cercanías del agua.

Lavandera cascadeña Motacilla cinerea

En zonas mas altas en un bosque de abetos pudimos oír y después ver al picamaderos negro durante unos buenos ratos, y aunque siempre mantenía una prudente distancia con respecto a nosotros, le vimos sobrevolar el ancho camino en el que estábamos varias veces, cosa que nos produjo gran satisfacción.

Como el tiempo se había afianzado nuestras siguientes excursiones serian a las zonas de media montaña, para el Valle de Aran. Nos moveríamos entre los 1500 y los 2300 m de altura. Queríamos ver especies como la perdiz pardilla o el urogallo.

Vista del Aneto, al fondo.


Unas laderas a 2.000 m de altura era un buen sitio donde buscarlas, además teníamos información de que allí pudieran estar. Recorrimos laderas herbosas con pequeños matorrales de brezos y rododendros.

Laderas del Montcorbisón


Aunque los del lugar nos decían que en esa zona no se veían marmotas, nosotros encontramos al menos tres colonias, lo que demuestra el rápido avance colonizador de este roedor de montaña.

Marmotas Marmota marmota


Nos sorprendió la gran cantidad de cernícalos vulgares que patrullan en esa altura de la montaña, donde es realmente abundante.

Cernícalo vulgar Falcus tinnunculus

En una ladera sorprendimos a gran distancia a un joven azor mientras degustaba a su presa. Otra sorpresa, pues un ave tan forestal como el azor campeaba en zonas donde la vegetación arbórea es nula.

Azor joven Accipiter gentilis


Desde esta altura las vistas son impresionantes, donde además de poder contemplar innumerables cumbres, también tenemos una visión aérea de los valles.

Valle de Arán


Recorrimos la montaña en todas las direcciones y mientras unos hacíamos de perro perdiguero por las zonas de valle, intentando ver o mover a las astutas gallináceas, otros desde los collados consiguieron ver a la pardilla. Bueno, solo la vio Juani. Los demás nos quedamos con las ganas, para intentarlo la próxima vez.

Vegetación de montaña

La siguiente excursión en otra zona del valle, nos llevaría a zonas de montaña salpicada de bosquetes de Pino negro Pinus uncinata. Buenos lugares para intentar ver al urogallo, pero en esta época del año es muy, pero que muy difícil de ver. Pero como nuestra intención es disfrutar del paisaje y de la montaña al tiempo que vemos a sus pobladores, pues si se nos cruza uno,mejor que mejor.

Paisaje en el Valle de Arán


En un recodo vimos que los buitres se echaban al suelo, nos acercamos, y allí estaban, en plena pitanza. Los restos de un caballo les darían su preciada comida para unos días.

Buitres leonados Gyps fulvus sobre el cadaver de un caballo

Buitre leonado Gyps fulvus alimentandose del cadaver de un caballo

Buitres leonados


Buitres leonados sobre el cadaver de un caballo


Continuamos el camino mientras detrás en el fondo dejábamos el valle.

Valle de Arán

Puerto de la Bonaigua

Para ser final del verano, nos sorprendió encontrar un grupo de rebecos a una altura inferior al límite del bosque.

Grupo de Rebecos o Sarrios Rupicapra rupicapra

Montañas e ibones en el Valle de Arán

Montañas e ibones del Valle de Arán


A medida que ascendiamos las probabilidades de ver un urogallo descendian pero nos contentabamos con ver collabas grises y colirrojos tizones. Algo era algo.

Collalba grís Oenanthe oenanthe

Impresiona pero fascina las soledades de los ibones encerrados en sus circos rodeados de montañas.

Durante el camino hemos visto al quebrantahuesos, el aguila real, cuervos, chovas, zorzales charlos, etc

Ibón entre montañas del Valle de Arán


Sobre una gran roca un curioso colirrojo macho se ponía en pose de foto. La luz del atardecer favorecía su plumaje y él se prestaba a la sesión.

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros


Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Disfrutamos del Valle de Arán, de sus montañas, ríos e ibones. No hemos visto todo lo que queríamos ver de su fauna. Septiembre no es un buen mes para ver a sus aves, muchas han críado y se han marchado y en la montaña la climatología siempre cambiante no siempre da la oportunidad de contemplarlas. Pero es que además el listón nos lo ponemos muy alto.

Al igual que para ir al Valle de Arán, el viaje de vuelta por Francia, nos da tiempo para parar esta vez en Plaiaundi.

Aquí encontramos varias espatulas anilladas. Esta primera fue anillada en Onderdijk (Holanda) el día 7-5-09. Cuando la vimos 27-9-09 tenía cuatro meses y veinte días de edad y probablemente es un macho, según apreciación del anillador

Espátula Platalea leucorodia

 La segunda que vimos anillada, lo fue en la localidad de Vlissingen también en Holanda. Ésta fué anillada como pollo el día 9-5-09, por lo tanto también tiene cuatro meses y 18 días.
(Desde aquí le doy las gracias a Juanma por la gestion de esta información)

Espatulas Platalea leucorodia

Poco despues alzaban el vuelo y tras dar varias vueltas en la zona, viajaron hacia el sur

Espátulas en vuelo
Espátulas en vuelo

En la marisma ya había agujas colipintas, primera avanzadilla hacia tierras africanas


Aguja colipinta Limosa lapponica

Tanto las garzas como las garcetas nos dieron buenas oportunidades para afotarlas

Garceta comun Egretta garzetta

Garceta común Egretta garzetta

Garceta común Egretta garcetta


Garza real Ardea cinerea

Garza real Ardea cinerea

Detalle de Garza real Ardea cinerea

Garza real Ardea cinerea y Garceta común Egretta garzetta
 
También pudimos contemplar a dos mamiferos en la zona de Plaiaundi. Una musaraña común apareció cerca de nuestros pies. Sin ningún temor se movía y descansaba cerca de nosotros y cuando la asustábamos (al intentar sacarle una foto) al de poco volvía al mismo lugar. Extraño comportamiento de un minusculo ser, presa de muchos otros seres tanto alados como peludos.

Musaraña común Crocidura russula

Otro habitante en las zonas lacustre es el coipú. Teniamos entendido que se querían erradicar de Plaiaundi, por ser una especie alóctona de la zona. O bien, estos se han escapado de la criba o les queda poco.

Coipú Miyocastor coipus


Los cisnes en la laguna dulce dan su nota de armonía, con su elegancia y sosiego. Estas aves poco a poco desde Francia o a partir de ejemplares escapados comienzan a poblar nuestras zonas lacustres en la costa.


Cisne vulgar Cygnus olor


Cisne vulgar Cygnus olor
 
En la tranquilidad de la tarde las fochas y patos descansan siendo un buen momento para afotarlos, algunos bastante cerca.


Focha común Fulica atra


Focha común Fulica atra


Ánades frisos macho y hembra Anas strepera



Como le estaba cogiendo gusto a lo de la foto de voladores, quise intentarlo con alguno al vuelo, emulando a Juankar, maestro en esta difícil técnica.

Después de vistas las fotos veo que tengo maneras. Creo que dedicaré algún tiempo más en este tipo de fotos.

Boeing 732 Chatarrus planeadoratus

5 comentarios:

Juanma Domínguez dijo...

Me ha gustado mucho la entrada con esos paisajes increibles que siempre deparan los Pirineos, y que montón de buenas fotos. Me ha gustado especialmente la de los Frisos. De la oruga no tengo ni idea de a que especie pertenece. Habrá que investigar un poco.

Saludos.

Juanma Domínguez dijo...

Ya he conseguido dar con la especie a la que pertenece la oruga: Calliteara pudibunda de la familia de los Lymantriidae.

Saludos.

Tomás dijo...

Tarde pero seguro, ojalá los demás hiciéramos tan bien los deberes como tu, aunque fuera con ligero retraso, como en este caso.
Espectacular entrada , José Mari Si que disfrutasteis del Valle de Arán y de la parada en Plaiaundi, gran numero de especies y encima retratadas, lo mismo que sus paisajes, Me encantan tus fotos del mirlo acuático, ya me gustarían a mi
Salud

Vilas Prat dijo...

Buenas!
Magnífica entrada, gran variedad y excelente calidad de imágen.
Gran pillada a los buitres, nosotros a punto estuvimos de presenceiar estas imágenes al encontrar una cierva muerta en una ladera y buitres en vuelo próximo. Pero tras mucha espera y poca suerte optamos por retirarnos.
Insisto gran entrada y gran blog.
saludos de cobijo camijanes!

Jose Mari dijo...

Gracias Juanma por la identificación de la oruga. Ya la había identificado en otra ocasión que la encontré en el hayedo de Altube. Pero ni encontraba la foto, ni conseguía reidentificarla.
Tambien agradezco los elogios sobre las fotos. No creo que sean para tanto.
Tomás, si tu pillas a ese mirlo acuático lo bordas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...