lunes, 13 de julio de 2009

Semana Santa en el Delta del Ebro, parte 1

Durante las vacaciones de Semana Santa, varios componentes de este blog (Iván, Agus, Pacheco, Cris, Sergio, Bego y Juanma) estuvimos visitando el Parque Natural del Delta del Ebro, junto con otros componentes de la asociación medioambiental IZATE.

El jueves 9 de abril salimos a las 8:00 de la mañana con rumbo a L’Ampolla, donde se iba a ubicar nuestro campamento base. Mientras esperábamos al bus que nos acompañaría durante estos días, pudimos ver a un Halcón peregrino (Falco peregrinus) con una paloma entre sus garras.
Aprovechando la parada técnica que tenía que hacer el conductor, visitamos el Galacho de la Alfranca, a las afueras de Zaragoza. Los galachos son antiguos meandros del río que han quedado separados de éste debido a la acumulación de sedimentos que provoca la estrangulación de la curva que describe el río. Por tanto, su vegetación es la típica de ribera con sauces y chopos, pero en sus aguas se forman carrizales. Entre sus habitantes pudimos ver Milano negro (Milvus migrans), Garceta común (Egretta garzetta), Torcecuello (Jynx torquilla), Paloma torcaz (Columba palumbus) y Cigúeña blanca (Ciconia ciconia).
Despues de comer, nos pusimos de nuevo en ruta. El Delta nos espera y no hay que demorarse. Además allí ya están Charo y Jesús, que van a hacer de anfitriones y nos van a enseñar todas las exquisiteces que encierra este magnífico lugar. Desde aquí, los miembros de Miradas Cantábricas queremos agradecer todo el trabajo que han hecho para que todo saliese a pedir de boca y la verdad es que así ha sido. Hemos podido ver 128 especies que sin sus conocimientos de la zona hubiera sido imposible. Y no hay que olvidar que casi toda la infraestructura de la que hemos disfrutado ha sido contratada a través de ellos. Mil Gracias.
Una vez a puertas del Delta y con el sol poniéndose en el horizonte, solo nos queda esperar al viernes para empezar nuestra visita. De mientras nos entretenemos con las primeras gaviotas de audouin en el puerto de L’Ampolla.


Gaviota de Audouin (Larus audouinii)
Gaviota de Audouin (Larus audouinii). Foto Nacho García-Plazaola


Viernes 10 de abril

El viernes nos levantamos y mirando la hoja de ruta, teníamos previsto visitar la Gola Migjorn desde la cual se tiene una panorámica extraordinaria de la Isla de Buda y de la Laguna de L’Alfacada. Pero al llegar a la entrada a la Isla de Buda, el bus se detiene y Jesús nos anuncia que vamos a visitar Buda. No nos lo podíamos creer, un cierto nerviosismo recorre el ambiente, ya que estamos ante una oportunidad única y posiblemente irrepetible. En el pequeño transbordador nos espera Guillermo, propietario de la parte privada de la isla, que es la zona que vamos a visitar. El propio Guillermo hace de guía y nos acompaña durante toda la visita. Nos sentimos como aquellos pioneros que exploran tierras desconocidas, pues somos el primer grupo que visita esta Reserva Integral.

No nos defraudó, pues pudimos ver algunas especies muy escasas en el Delta como el Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), el Bigotudo (Panurus biarmicus), el Porrón moñudo (Aythya fuligula), el Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis) y el Ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus). También pudimos disfrutar de dos individuos de Avoceta común, varios ejemplares de Garza imperial y el reclamo constante de la buscarla unicolor.

Avoceta común (Recurvirostra avosetta)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe). Foto Nacho García-Plazaola


Todo ello a pesar de no estar el Delta en general en su plenitud, ya que la dureza de este invierno ha retrasado la inundación de los campos, lo que hace que las aves estén concentradas en las zonas encharcadas, en vez de estar dispersas por los arrozales dando la imagen de que hay pájaros por todas partes.


Esta última especie, la buscarla unicolor, fue vista por casi todo el grupo menos por el “pardillo” que está escribiendo este relato y por su pareja que andaban enfrascados en otras “bagatelas orníticas”: Colirrojo real, Rascón europeo…


Ya por la tarde, nos acercamos hasta el observatorio de la Gola Migjorn donde nos quedamos hasta el anochecer. Se puede decir que es el lugar que nadie se puede quedar sin visitar.


El número de especies que se ve desde allí es enorme (prácticamente todas las del Delta), y en número importante; Flamenco (Phoenicopterus ruber), Morito (Plegadis falcinellus), Calamón (Porphyrio porphyrio), Martinete (Nycticorax nycticorax), Garza imperial (Ardea purpurea), Garceta grande (Egretta alba), Espátula (Platalea leucorodia), Ánsar común (Anser anser), Canastera (Pranticola glareola), etc, y además tuvimos la fortuna de ver una pareja de Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris).

Calamón (Porphyrio porphyrio)
Cerceta carretona (Anas querquedula)
La pena de este sitio y de otras parte del Delta del Ebro es el descontrol que impera en la zona, dando lugar a que multitud de vehículos circulen por las playas y dunas con las consiguientes molestias a aves y paseantes.
Sábado 11 de abril
Habíamos elegido el sábado para recorrer el hemidelta norte. A primera hora estábamos en la playa de las Marquesas, desde donde recorreríamos a pie la Punta del Fangar.

Todavía no habían llegado los charranes, así que la visita fue infructuosa, aunque pudimos ver Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), Correlimos tridáctilo (Calidris alba), Alcatraz (Sula bassana), Pardela balear (Puffinus mauretanicus) y Pardela cenicienta (Calonectris diomedea).

Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus)

Correlimos tridáctilo (Calidris alba). Foto Nacho García-Plazaola

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)


1 comentario:

Adrian dijo...

Hola:

Por lo que veo, El Delta del Ebro es un buen destino de vacaciones para los amantes de la naturaleza. Después de ver tus fotos he ido a informarme a la comunidad de viajeros de trivago en
http://www.trivago.es/deltebre-31971/paraje-natural/parque-natural-del-delta-del-ebro-787651. Muchos saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...